jueves, 18 de octubre de 2007

Olvidemos la conciencia

Cuando el hombre quiso imitar la acción de andar, creó la rueda, que no se parece a una pierna. Del mismo modo ha creado, inconscientemente, el surrealismo... Después de todo, el escenario no se parece a la vida que representa más que una rueda a una pierna.

3 comentarios:

Recontra dijo...

Son todas telarañas que cuelgan de nosotros...

gonza dijo...

que buena pintura!

Ary dijo...

Y sí, hay que seguir mandando fruta...